LIGNOBIOLIFE

La Cátedra de Medio Ambiente de la FGUA lidera un proyecto Life para poner en el mercado un herbicida natural, un fertilizante y material de asfalto, todo ello procedente de residuos agrícolas y forestales


  • Con un presupuesto de 1,3 millones de euros, en este proyecto Life del área de cambio climático participan un total de 8 socios de España y Portugal, entre ellos los grupos de acción local de Portugal Douro y Dueceira
  • El objetivo último es promover la creación de bio-refinerías que pongan en el mercado estos productos bio-naturales, útiles para el control de plagas, la agricultura y obras más sostenibles
Alcalá de Henares, 18 de febrero de 2019. La Cátedra de Medio Ambiente de la Fundación General de la Universidad de Alcalá es un referente a nivel europeo en la investigación y aplicación del ‘wood vinegar’ o vinagre de madera como herbicida natural en sustitución de otros con contenido de glifosato, cada vez más repudiado a nivel internacional. Ahora, gracias a este proyecto, estudiará también las aplicaciones de otros dos productos: ‘biochar’ y ‘biobetún’, procedentes igualmente de residuos agrícolas y forestales de madera: en el primer caso, se pretende demostrar la eficacia del ‘biochar’ como producto de mejora de los suelos de cultivo que, además, tiene un gran efecto como sumidero de carbono y, en el caso del biobetún, su utilidad como betún natural para asfaltado.
Este proyecto demostrativo se prolongará hasta el año 2022 y, cuando finalice, habrá utilizado un total de 52 toneladas de residuos de madera de origen agrícola y forestal convertidos en bio-productos. Serán 3 grupos de acción local de España y Portugal los que se encarguen de la recogida y suministro de los residuos forestales que, en ningún caso, procederán de bosques autóctonos. Una empresa experta en residuos forestales se ocupará de la transformación de estas podas en los tres bio-productos y la UAH, en colaboración con el INIA (Instituto Nacional de Investigación Agrícola), realizará pruebas técnicas para el control de calidad.
Los bio-productos se aplicarán gracias a la colaboración de los grupos de acción local que, en el caso de España, está localizado en Mondéjar, en la provincia de Guadalajara. Será en ese entorno donde se usen tanto el ‘wood vinegar’ y el ‘biochar’, en parcelas de vides y olivos en colaboración con agricultores locales, al igual que en zonas del norte y centro de Portugal. ‘Se trata de utilizar residuos forestales de repoblaciones o plantas agrícolas, evitando en todo caso el uso de material procedente de bosques autóctonos. De hecho, en Portugal utilizarán restos de madera procedente de la fabricación de barriles para vino de castaños y roble que actualmente no se usan; en el caso de Guadalajara trabajaremos con los restos de las podas de vides y olivos’, explica Juan Luis Aguirre, director de la Cátedra de Medio Ambiente de la FGUA. Ambos productos también se probarán en parcelas del INIA. Por otra parte, será la empresa multinacional Eurovías la que use el ‘biobetún’ para asfaltado.
Los socios del este proyecto Life comprobarán el nivel de eficiencia de estos tres productos en estas áreas de experimentación y si, como se prevé, los resultados son positivos, tendrán que poner todo su empeño en convencer a la empresa privada de la rentabilidad ambiental y económica de producir y comercializar este tipo de productos, porque el objetivo último es la puesta en marcha de 3 bio-refinerías en las 3 zonas diana del proyecto: Guadalajara, norte y centro de Portugal.
‘Se trata de hacer un desarrollo industrial de principio a fin y ofrecer al mercado unas tecnologías limpias con uso de bio-productos procedentes de residuos que, de otro modo, acaban quemándose y generando CO2’, señala el director de la Cátedra de Medio Ambiente, quien explica también que  ‘ya estamos con las primeras pruebas a media escala. Lo más positivo es que gran parte del trabajo previo está ya hecho. Ahora el Programa LIFE permitirá demostrar que es rentable. De hecho, una de las empresas socias va a realizar un estudio eco-financiero para la medir la viabilidad’.
Un referente en la investigación del vinagre de madera como herbicida
La Universidad de Alcalá es un referente en la investigación del vinagre de madera como sustituto del glifosato, una sustancia herbicida con un uso muy extendido en el mundo y que, según diversos estudios, es muy nocivo para la salud. Buscando alternativas a esta sustancia herbicida, la Cátedra de Medio Ambiente de la FGUA ha realizado, en colaboración con la Comunidad de Castilla-La Mancha, pruebas a media escala en carreteras de esta comunidad autónoma, con resultados muy satisfactorios. Según Aguirre, ‘es urgente tomar medidas para disminuir el uso del glifosato y además unirlo al desarrollo de zonas rurales con abundante residuos lignocelulósicos’.